bandera
croacia
 
 
 
 

Gorostiaga 2104 - C1426CTN – Ciudad Autónoma de Buenos Aires
 

Tel:
(54-11) 4777-6409
 

Consular:
4777-7284

 

Fax: (54-11) 4777-9159

Segundo Secretario:

Sr. Domagoj V. Prosoli

 
 
 
mapa
mapa
 
 

 

Economía

 

 

 
 

Croacia era una de las repúblicas más prósperas de las seis que constituían la antigua República Federal Socialista de Yugoslavia, con una producción estimada del 25% del producto nacional bruto (PNB) del país a finales de la década de 1980. Se cultivaban casi dos tercios del territorio, y la remolacha azucarera, el trigo y el maíz eran los principales productos agrícolas. Los ricos recursos minerales de Croacia han dado lugar a una próspera actividad minera. Otros sectores industriales engloban refinerías de petróleo, acerías, astilleros, fábricas de productos químicos, alimentos, maquinaria, cemento y hormigón, productos metálicos y tejidos. Antes del estallido de la guerra, a mediados de 1991, ciertos sectores de la economía croata tenían ya serias dificultades: en 1990, 500 empresas estatales se declararon en bancarrota y, a comienzos de 1991, la producción industrial decreció un 12% en comparación con el año anterior.

Sin embargo, la economía del país entró en un verdadero declive con el estallido de la guerra en junio de 1991. En 1990, el producto interior bruto (PIB) per cápita de Croacia era de 5.205 dólares, una cifra comparable a la de Portugal y superior a la yugoslava. Hacia 1992 había caído a la mitad y muchas de las industrias de Croacia fueron destruidas total o parcialmente durante los enfrentamientos ocurridos en 1991. El gobierno croata estimó el coste de los daños de la guerra, a finales de 1991, en 15.000 millones de dólares. Aunque Croacia ha podido llevar a cabo algunos trabajos de rehabilitación desde entonces, la mayor parte de la industria extractora de petróleo se localizaba en áreas tomadas por las fuerzas serbias.

El estallido bélico con Serbia también afectó considerablemente a la producción industrial. Durante 1991, el conjunto de la actividad económica se redujo una tercera parte, y el PIB cayó desde los 13.500 millones de dólares estimados en 1990 hasta los casi 7.500 millones de 1992. La inflación se elevó a más del 500% anual a finales de 1992 antes de ser controlada, y el desempleo (sin contar a los refugiados) ascendió al 17% en 1993.

La guerra también provocó la interrupción de los altos ingresos procedentes del turismo, que a finales de la década de 1980 suponían más del 80% del sector turístico de la antigua Yugoslavia; las pérdidas de ingresos por turismo se calcularon en unos 1.200 millones de dólares en julio de 1991, aunque hubo algunos signos de recuperación después de 1992. La infraestructura básica fue destruida y el gobierno se vio forzado a mantener a más de 627.000 refugiados, lo que supuso un coste estimado a finales de 1992 de unos 50 millones de dólares mensuales, equivalentes a una quinta parte de los gastos totales del presupuesto.

Los enfrentamientos continuaron de forma esporádica en 1992, e incluso en enero de 1993, cuando las tropas croatas se movilizaron para recuperar el territorio a los serbios. A partir de 1993, Croacia empezó una recuperación económica parcial y lenta, incorporándose al Fondo Monetario Internacional (FMI) en enero y al Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo (Banco Mundial) en abril. Al finalizar ese año, el gobierno había conseguido 1.500 millones de dólares en moneda extranjera, y, siguiendo un programa de reformas económicas de acuerdo a las directrices del FMI, privatizó casi la mitad de las empresas del país. El retorno del régimen normal de lluvias después de la sequía en 1992 posibilitó que la producción agrícola se incrementara en un 20%. Sin embargo, la pobreza, el desempleo y la escasez de muchos productos se mantuvieron. El producto interior bruto en 2003 alcanzó los 28.797 millones de dólares, una cifra superior a la conseguida en la década de 1980, en la que se consiguieron aproximadamente unos 15.200 millones de dólares. Las pérdidas acumuladas por la guerra se estimaron en más de 20.000 millones de dólares.

Como parte de los esfuerzos para controlar la hiperinflación, en mayo de 1994 Croacia cambió la unidad monetaria, sustituyendo al dinar croata (que, a su vez, había reemplazado al dinar yugoslavo en diciembre de 1991) por la kuna (6,70 kuna equivalían a 1 dólar estadounidense en 2003). La nueva moneda tomó su nombre de la unidad monetaria utilizada por el régimen de los ustaši, de ideología fascista, que gobernó Croacia desde 1941 hasta 1945, durante la II Guerra Mundial, una elección que provocó las protestas de serbios, judíos y gitanos.

Antes del estallido de la guerra, las exportaciones de Croacia generaban ingresos de unos 4.020 millones de dólares al año, mientras las importaciones suponían alrededor de 5.188 millones de dólares. El balance del déficit comercial empeoró dramáticamente durante 1991, pero después de 1992 hubo alguna recuperación en el comercio exterior. En 2003, la importaciones ascendían a 14.153 millones de dólares y las exportaciones a 6.164 millones de dólares. Los proveedores y compradores más importantes de Croacia son Alemania, Austria, Eslovenia, Italia, Gran Bretaña y Estados Unidos. Las exportaciones e importaciones se centran en los bienes de consumo, productos básicos manufacturados, maquinaria, productos químicos y productos alimentarios. La industria turística se empezó a recuperar en 1993 y 1994.

Las fuentes energéticas más importantes de Croacia son las plataformas petrolíferas de la costa, el carbón y el reactor nuclear de Krško, el cual se ubica en Eslovenia y está en proceso de ser desmantelado por un acuerdo entre los dos países. En 1994 Croacia tenía 27.230 km de carreteras, con 302 km de autopistas; y una media de 280 vehículos por cada 1000 habitantes, la mayor parte de ellos automóviles de uso particular. También cuenta con unos 2.726 km de vías férreas, alrededor de una tercera parte de las cuales están electrificadas. Hay ocho aeropuertos internacionales en Croacia; los de Zagreb y Dubrovnik son los más importantes.

 

 

CONVERSOR DE DIVISAS

instálelo en su sitio web[ totalmente gratis ]

 

Acuerdos de colaboración: